jueves, 5 de diciembre de 2013

Delicias

Una vez más apareció la vieja del cuchillo y se lo llevó cargado al hombro. Lo vimos alejarse con la mirada perdida de resignación. Se oyeron gemidos de dolor y todo se revistió de un silencio pegajoso entre la bichos de la granja.

Triste el destino de La Gorda, el de gestar la cena navideña.

 ENTC diciembre de 2013

2 comentarios:

Boris Estebitan dijo...

Hola, que tengas un lindo fin de semana navideño, un placer descubrir tu bello blog, feliz Viernes, te invito de manera cordial a que visites el Blog de Boris Estebitan y leas un poema mío titulado “El guerrero Pegaso”, espero que te agrade, puse mucho de mí para escribirlo, saludos cordiales y un abrazo enorme.

Miquita dijo...

Muchas gracias Boris. Ya voy a visitarte, supongo que la puerta sigue abierta. Besos!